EL TRAGALUZ nace con la vocación de ser una plataforma abierta a la gestión de todo tipo de producciones de contenido audiovisual donde haya un espacio para la experimentación y se requiera un punto de vista diferente de contar una historia.

Miguel Ángel Langa, experto en desarrollar, exprimir y llevar a la práctica todo el amplio abanico de posibilidades gráficas que oferta el mundo digital, y Ángel R. Herreros, que viene desde conceptos analógicos y una cierta experiencia en el campo de la representación escénica, aportan a EL TRAGALUZ ese toque diferente que lo caracteriza.

Surge una idea, se discute, -y mucho-, y los puntos de vista, muchas veces antagónicos, enfrentados, seguramente sean los responsables de armar un guión final más rico en matices.

Obsesionados desde el principio, y no solamente por motivos económicos, con la fabricación propia de todo el equipo necesario para la realización de audiovisuales -slider, steady, grua, patín, etc...-, y con toda la ilusión puesta en que EL TRAGALUZ sea un laboratorio de ideas, un taller de luces y sombras y una productora que diseñe, gestione y oferte un producto final diferente. Con esta filosofía nace EL TRAGALUZ Producciones.